); ga('send', 'pageview');
Home » Noticias » Internacionales » Canadá y lo que le viene con la legalización de la marihuana

Canadá y lo que le viene con la legalización de la marihuana

En la ciudad de Montreal, obreros trabajan a contrarreloj para convertir las cuatro paredes vacías de una tienda en el centro de la ciudad en uno de las 15 puntos donde se venderá cannabis en la provincia de Quebec. Esto a horas de la legalización del cannabis en Canadá el 17 de Octubre.

Si bien es un momento trascendental para la legislación del país, en las calles de Montreal no es extraño caminar y toparse con humaredas de la sustancia que hasta ahora ha sido prohibida. Es más, dentro de las aulas de clase la marihuana ha estado presente -de alguna manera- por un buen rato. Desde el 2008, Ken Lester, un profesor e inversor de carrera, ha guiado a sus alumnos en una clase especial de la Universidad de McGill. En su clase, a la que solo una cantidad exclusiva de alumnos tiene acceso, los pupilos disponen de 4.000 dólares para invertir en la bolsa canadiense.

Una de las inversiones más populares que eligen los alumnos es el cannabis.

“La marihuana ha resultado ser una inversión increíble,” dijo el profesor a France 24. “A la gente que compró acciones temprano se le ha hecho muy fácil pues eran muy asequibles. Sin embargo, si compras acciones de marihuana hoy, perderías mucho dinero”.

Lester predice que el día en que el cannabis sea legal en Canadá habrá un efecto negativo en las acciones.

“El precio de las acciones bajará,” dijo el profesor. Pero la economía del país igual recortará beneficios. Tal vez no los beneficios que todo el mundo espera, según Lester. “El Gobierno de Canadá recortará impuestos sobre la venta del cannabis. Pero no es eso lo que moverá la aguja económica,” explicó.

Según Lester, la ganancia más grande del país no es el dinero que se producirá, sino más bien el dinero que el país se ahorrará. “El gobierno ya no tendrá que gastar en perseguir jóvenes fumándose un cigarrillo de marihuana y enviándolos a la cárcel, jóvenes que en su mayoría son buenos ciudadanos”, recreó.

Legalizar la marihuana para reducir el mercado negro

Uno de los mayores objetivos del país al legalizar el cannabis es reducir el mercado negro. La agencia de estadísticas de Canadá dice que en el 2017, los canadienses consumieron $5,7 billones en marihuana   90 por ciento de esas ventas fueron ilegales, para propósitos no médicos.

En el 2015, el Servicio de Inteligencia Criminal de Canadá reportó que 657 grupos del crimen organizado operan en Canadá. Más de la mitad de esos grupos se sospecha o se sabe que están involucrados en el mercado ilícito de marihuana. Esto convierte el mercado negro en el competidor no oficial más grande de las empresas legales de Cannabis en Canadá. Empresas como Aurora Cannabis, uno de los líderes mundiales en producción de cannabis basada en la provincia canadiense de Alberta.

“Nosotros no lo vemos así”, afirma Cam Battley, el director corporativo de Aurora Cannabis. “Confío totalmente en que tendremos éxito. Hemos visto en Colorado (Estados Unidos) como tres cuartos del mercado se ha desplazado hacia el mercado legal” Con lo que no cuenta Battley es con que el cambio suceda de la noche a la manana. “Estamos muy limitados en el rango de productos que podemos ofrecer,” afirma el director.

Por los momentos, el Gobierno solo permite la venta de cannabis fresco y seco, aceite, plantas y semillas, dejando por fuera los comestibles y concentrados.

“Todo el mundo implicado entiende que para suplantar el mercado negro tenemos que ofrecer el mismo rango de productos, incluso en el mercado gris como lo es la oferta en línea y en los dispensarios”, explicó Battley. “En un año se planea legislar sobre los comestibles y concentrados del cannabis pero sospecho que no tardará doce meses, si no que se dará la próxima primavera”.

“Ahora que es legal, habrá una explosión y Colombia es muy importante”

El 30 de junio de este año Aurora Cannabis contaba con dos instalaciones de producción. Hoy por hoy, menos de dos meses después, cuenta con ocho en Canadá y una en Dinamarca. Y va por más. En estos momentos la compañía está finalizando la compra de la empresa uruguaya de cannabis ICC, el líder en el mercado suramericano.

La compañía también tiene licencias de producción en Colombia.

“A través de ICC estaremos estableciendo producción en América Latina con el objetivo de proveer a los mercados medicinales así como el consumo personal de los uruguayos, sirviendo a una población de más de 400 millones de personas”, dijo a France 24 Cam Battley, director corporativo de Aurora Cannabis.

Aurora Cannabis no es el único volteando los ojos hacia Latinoamérica. Este verano, la empresa canadiense Canopy Growth adquirió las operaciones de Spectrum Cannabis Colombia -productor de cannabis- en un trato de alrededor de $96 millones.

Según los expertos, más que en la industria de consumo, el oro verde brilla aún más en la industria médica y ese es el mayor atractivo de la región.

“Apenas empezamos a tocar el mercado medicinal del cannabis. Ahora que es legal, habrá una explosión y Colombia es muy importante,” dice el profesor Lester. Según el catedrático, Colombia tiene las condiciones climáticas perfectas para cultivar cannabis de calidad y a un precio que nadie puede batir en Canadá.

Y no es el único atractivo del país. “Colombia tiene una larga historia en medicina orgánica. Las compañías que están enfocadas en el aspecto medicinal están muy avanzadas. Lo han venido haciendo por miles de años,” agregó Lester.

FRANCE 24

Comparte esta noticia...