); ga('send', 'pageview');
Home » Noticias » Nacionales » Saqueos en el Zulia

Saqueos en el Zulia

Invadido por por la incertidumbre y el temor. Así se encuentra el sector productivo de Maracaibo, tras los saqueos que se vienen perpetrando desde ayer, 10 de marzo, en distintos establecimientos comerciales de la ciudad.

Este domingo, entre las 9:00 y 11:00 de la noche, Makro de La Limpia y vía Perijá, la Heladería Argentina, varios negocios de la Curva de Molina, entre otros fueron víctimas del vandalismo al ser asaltados y saqueados por un grupo de personas.

En el caso de de Makro, los saqueadores ingresaron al establecimiento y partieron los cristales de la puerta de salida, logrando extraer del comercio grandes cantidades de productos perecederos. Además, destrozaron las ventanas y puertas de los kioskos de comida y otros rubros que hacen vida en el estacionamiento del hipermercado, donde arrasaron con lo que había: microondas, licuadoras, insumos vitamínicos, etc. En el piso reposaban los residuos de salsas y cristales rotos de los envases y ventanas.

Mientras tanto, en La Curva de Molina, otro grupo de saqueadores hacían de las suyas también, logrando penetrar en varios locales de artefactos eléctricos, papelería y comida.

Cabizbajo, con las lágrimas retenidas en sus ojos y escasas ganas de cruzar, al menos, media palabra, un hombre de origen asiático veía como otros barrían y recogían los escombros de su “Mina de Oro”, pues así se llama lo que quedó de su negocio en La Curva, luego de ser saqueado. “¿Qué voy a hacer ahora?” Se preguntaba angustiado y a la vez repetía: “esto es lo único que yo tenía…”

La misma historia se repitió en varios establecimientos. En una librería de La Curva, el dueño miraba desconsolado las pérdidas de su patrimonio, el cual sufrió daños irreparables al ser incinerado su local.

En Centro 99 de Doctor Portillo y De Cándido de El Milagro los saqueos fueron frustrados por Polimaracaibo. Sin embargo, en el centro comercial Cima, en el casco central, un piquete de la Guardia Nacional estaba apostado en las afueras con equipos antimontines para replegar a los saqueadores, quienes rompieron los cristales y violaron las puertas para intentar ingresar al sitio, pero fueron neutralizados por los castrenses con bombas lacrimógenas.

De manera extraoficial se conoció que hay varios detenidos por estos hechos vandálicos, aunque no se sabe la cifra. Por otro lado, los comerciantes, ante el miedo de que sus negocios sean saqueados, mantienen sus santamarías abajo y exigen al Gobierno mayor presencia policial y militar en las calles.

Cabe destacar, que durante el equipo de NAD fue atacado por los saqueadores, con piedras y otros objetos contundentes, frente a Cima, en la avenida Libertador, cuando se hacía la cobertura periodística. Los violentos lograron partir el vidrio frontal de nuestra unidad.

En el resto del país

En una zona del este de Caracas el domingo en la tarde hubo saqueos a un comercio de plásticos y un supermercado del cual se intentaron llevar algunos alimentos y artículos de higiene personal, según testigos contaron a la agencia Reuters.

Unas 40 personas que llevaban los productos tomados de los comercios fueron detenidas por los cuerpos policiales.

Adelmary Lira, de 23 años, esposa de Ever Soto, uno de los detenidos, dijo “estamos pasando hambre, yo tengo un bebé de un mes como no es justo que mis hijos tengan que estar pasando necesidad sin leche, sin pañales y sin ropa (…) Este gobierno nos tiene en la quiebra, nos tiene horrible”.

Otros comercios sufrieron el robo de su mercancía.

Un pequeño supermercado en un área de la clase obrera del oeste de Caracas fue saqueado el sábado por la noche después de que los manifestantes obstruyeron una avenida y se enfrentaron con la policía, según los vecinos y el dueño de la tienda, Manuel Caldeira, de 58 años.

Por otro lado, los comerciantes que no podían mantener en funcionamiento los refrigeradores de sus negocios comenzaron a regalar queso, verduras y carne a los clientes. Jenny Paredes, dueña de un café, dijo que regalaría la leche que ya no podía refrigerar más a los niños que viven en las calles.

PDVSA no ha respondido a múltiples pedidos de comentarios sobre el impacto del apagón en la producción de petróleo. En un tuit el domingo, la firma llamó a “mantener la calma” y dijo que los suministros de combustible estaban garantizados.

Comparte esta noticia...