); ga('send', 'pageview');
Home » Deportes » Eduardo Rodríguez impresiona en los entrenamientos

Eduardo Rodríguez impresiona en los entrenamientos

El venezolano Eduardo Rodríguez lanzó un pitcheo tan bueno durante una sesión en el bullpen que hizo reír al as Chris Sale.

La leyenda dominicana Pedro Martínez conoce el idioma de los ases, así que sabía exactamente qué quiso decir Sale con aquella carcajada.

“Que (el pitcheo) había sido algo ridículo, simplemente ridículo”, dijo Martínez, cuando le preguntaron qué pensó Sale de ese particular envío.

Mientras Martínez estaba parado cerca de Rodríguez durante la sesión, Sale se ubicó detrás del zurdo para verlo mejor.

Dos de los mejores lanzadores en la historia de los Medias Rojas confían mucho en Rodríguez, convencidos de que el zurdo será algo especial.

Unos minutos después, Rodríguez se fue al Campo 5 para lanzar práctica de bateo. Sale no le perdió la vista.

“Eddie, ¿vas a lanzar en vivo hoy?”, le preguntó Sale. “Me voy a verte”.

David Price, Rick Porcello y Nathan Eovaldi también estuvieron presentes mientras Rodríguez soltaba rectas, curvas, cambios y su nuevo juguete, el slider que le está enseñando Sale.

Andrew Benintendi, Xander Bogaerts y el dominicano Rafael Devers se pararon en el plato y probablemente se sintieron afortunados de que no tendrán que enfrentar a Rodríguez en la temporada regular.

A menos de dos meses de su cumpleaños 26 y de su quinta temporada en las Grandes Ligas, el 2019 luce como el año en el que Rodríguez finalmente dará el salto hasta el siguiente escalón.

Nadie cree más en la capacidad de Rodríguez para subir al siguiente nivel que Martínez, quien como instructor especial de los Medias Rojas ha estado muy cerca del venezolano durante varios entrenamientos primaverales.

Cuando terminó la sesión en la práctica de bateo, Martínez golpeó su guante con la mano derecha y pegó un grito.

“Esa fue de las mejores prácticas de bateo que he visto”, aseguró Pedro. “Sin ninguna duda, sin pararse a pensar en nada. Fue algo bien bonito de ver”.

En general, ¿qué emociona tanto a Martínez de lo que ha visto de Rodríguez esta primavera?

“Veo que por primera vez él está pidiéndole más cada pitcheo”, explicó Martínez. “Quiere más y más. Está haciendo pitcheos de calidad, pero quiere seguir mejorando”.

También ayuda que Rodríguez, según han dicho muchos y puede notar cualquiera que lo vea, está en la mejor forma física de su carrera. El año pasado, Rodríguez tuvo 13-5 con 3.82 de efectividad.

“Pienso que Eduardo está más maduro físicamente”, opinó Martínez. “Conoce mejor su cuerpo y sabe en qué necesita mejorar. No está preocupado por su condición física, porque por primera vez en varios años llegó sin preocupaciones (por las lesiones). Puede lanzar y ya”.

Con Rodríguez, siempre había una rodilla mala sobre la cual preocuparse. Y en el 2018, cuando finalmente superó esos problemas, se lesionó el tobillo derecho durante una jugada en la primera base.

Cuando regresó de esa lesión, sin embargo, mostró los primeros destellos de que había alcanzado un nuevo nivel de madurez. Rodríguez siempre había llevado con calma las lesiones en las rodillas. Pero con el tobillo, se mostró determinado durante la rehabilitación y llegó a tiempo para la recta final de la temporada.

Cuando los Medias Rojas necesitaron un abridor de emergencia para el Juego 4 de la Serie Mundial tras el maratón de 18 entradas la noche anterior, Rodríguez hizo una grandiosa labor hasta que el manager puertorriqueño Alex Cora lo dejó de más y terminó permitiendo un monstruoso jonrón de tres careras ante el cubano Yasiel Puig. Cora siempre ha reconocido que lo dejó más tiempo de lo debido.

Pero en general, Rodríguez hizo su trabajo y los Medias Rojas ganaron el partido y luego la Serie Mundial al día siguiente.

Hasta ahora, pareciera que con Rodríguez la clave siempre ha sido la salud.

“¿Cuándo va a hacer Eduardo 25 o 30 aperturas?”, expresó Martínez. “Él va a ganar juegos. Sólo tiene que mantenerse en el montículo, hacer sus 25 o 30 aperturas y ver qué pasa”.

Las posibilidades parecieran no tener límite. Por eso Rodríguez atrae a tantos visitantes cuando lanza prácticas de bateo.

“El trabajo que realizó en el invierno está dando resultados. Está repitiendo su movimiento”, dijo Cora. “Si le preguntas a cualquiera, todos lo estaban mirando. Es una especie de pitcher favorito de todo el campamento. Todos van a verlo”.

¿Por qué es eso?

“Más allá de fastidiarlo todo el tiempo, todos quieren que sea un tremendo pitcher”, dijo Cora. “En algún momento de sus carreras, Sale y Price fueron ese muchacho. Lo tratan fuerte porque saben lo talentoso que es. Algunas veces trata de ser siempre alguien distinto. Chris un día, Rick (Porcello) el otro y David el siguiente. Lo que queremos es que sea Eduardo. Eduardo es un buen lanzador de Grandes Ligas. Cuando tiene esa combinación de recta alta y cambio bajito, es letal. Todos lo adoran y quieren que sea un tremendo pitcher.

“Es sólo cuestión de que pueda hacer lo mismo durante una temporada completa”, prosiguió Cora. “Y sentimos que eso puede pasar este año. Sé que le va a ir bien”.

Rodríguez está en una rotación rodeado de exitosos veteranos y aunque aprecia su rol como el pequeño hermano, está listo para alcanzar el nivel del resto de sus colegas.

“Ellos me ven así y eso me gusta. Siempre me están enseñando. Han ganado el Cy Young. Soy como el hermanito”, dijo Rodríguez. “Pero quiero alcanzar ese nivel. Quiero luchar por un Cy Young, como sueña cualquiera. Pero como he dicho, ahorita lo que quiero es estar saludable y ayudar al equipo”.

Comparte esta noticia...