Home » Variedades » Purifica el ambiente en tu lugar

Purifica el ambiente en tu lugar

Amamos vivir en la ciudad, sin embargo, hay un factor que definitivamente nos ataca de manera silenciosa y contra la cual pocas veces tomamos las precauciones debidas: la contaminación. No sólo le hace daño a nuestra piel y pelo, sino también a nuestro sistema respiratorio. 

Desafortunadamente en exteriores no podemos hacer mucho (se podría quizás considerar el uso de tapabocas), sin embargo, definitivamente puedes purificar el aire de tu hogar y en tu trabajo. ¡Y es más fácil de lo que piensas!

1. LO PRINCIPAL: VENTILA A LA HORA ADECUADA

Aunque el clima sea frío, procura tener una entrada para que el aire circule y no te quedes encerrada con el mismo ambiente contaminado. La hora recomendada es a primera hora del día, y definitivamente NO conviene hacerlo en la noche, que es cuando todos los factores contaminantes ya han ocurrido a lo largo de la tarde (tráfico, por ejemplo).

2. LIMPIEZA PROFUNDA

Este paso es primordial. Si barriste un día, eso no significa que pueden pasar cuatro días sin que vuelvas a hacerlo. El mismo aire va metiendo polvo a tu casa y eso afecta tus vías respiratorias y da lugar a alergias y otras molestias.

Si eres de las que tiene muchos objetos de decoración (cuadros, espejos, figuras, floreros), también límpialos con un paño húmedo, porque ahí específicamente se hacen las capas de polvo que menos vemos, pero que más nos afectan.

4. Y NO OLVIDES TUS MASCOTAS

Cepillar el pelo de tus mascotas y quitar el pelo de los mueblestambién es esencial, ya que todo el pelaje que dejan contribuye a que el aire de tu hogar se haga pesado y molesto. Y ni hablar de la arenita que dejan los gatos al dejar su caja. ¡La debes barrer sí o sí!

5. COMPRA UN PURIFICADOR DE AIRE

Este gadget definitivamente será tu mejor aliado, ya que no previene, sino que de hecho elimina la contaminación. Es una buena inversión, especialmente si vives con niños o personas con problemas respiratorios. Atención aquí: un purificador de aire NO ES LO MISMO que un humidificador.

El primero procesa el aire contaminado para limpiarlo, mientras que el humidificador únicamente aumenta la humedad de una habitación, lo cual se recomienda para el invierno donde el clima suele ser reseco.

6. SACA TU SEÑORA DE LAS PLANTAS INTERIOR

Tener plantitas no sólo te ayudará a purificar el aire, sino que refrescará el ambiente de tu casa y como decoración son un must absoluto. Busca palmeras o plantas de hojas grandes. Y atención: si tienes mascotas, revisa con cuidado que no sean tóxicas para ellos; los animales suelen morderlas y algunas pueden ser veneno para gatos y perros.

Comparte esta noticia...