); ga('send', 'pageview');
Home » Variedades » Hábitos que te permitirán estar más sano

Hábitos que te permitirán estar más sano

El hecho de que estés envejeciendo no significa que el envejecimiento deba ser degenerativo. Esperamos que los ajustes simples y factibles a continuación te ayuden a encontrar nuevos niveles de salud y alegría a medida que los pones en práctica.

Se realista

Si está en tu poder, come alimentos sin refinar y mínimamente procesados en lugar de alimentos altamente procesados con “calorías vacías”. Un estudio de 20 años mostró que los alimentos procesados y las bebidas azucaradas son los principales responsables del gran aumento de peso.

Cuenta los colores, no las calorías. Ahora, no estamos diciendo que debes descuidar los números y comer porciones demasiado grandes. Lo que estamos enfatizando es la importancia de prestar mucha atención a las calorías que no estás seguro de cómo hacerlo. Solo mira los colores en tu plato. Llenar tu plato con verdes, rojos, amarillos y otros bellos colores te ayudará a garantizar que cada comida sea rica en nutrientes.

Llena la mitad de tu plato con vegetales

No solo tienen un aspecto hermoso y vibrante. Para mantenerse sano los pasos a seguir pueden ser tan simples como comer vegetales todos los días que llenarán tu cuerpo con la fibra, las vitaminas y minerales que necesita para funcionar correctamente y luchar contra las enfermedades del corazón, la obesidad, la diabetes y los trastornos digestivos.

Congela tu comida

Tómate un segundo para mirar tu refrigerador: si está lleno y u congelador está vacío, esto es lo que debes hacer: corta en cubitos los alimentos que se presten a ello, empacarlos en Ziplocs o Tupperware y guardarlos en el congelador. Hacer esto ayudará a prevenir el desperdicio y a mantener el valor nutritivo alto para brindarte beneficios.

No dejes de comer bocadillos

Para muchos, esta es una buena noticia, pero aún significa que debes comer bien. Comer bocadillos saludables durante todo el día mantendrá tu metabolismo activo y quemará grasa. También ayuda a mantener a raya el hambre y los niveles de energía altos.

Si comes afuera, entonces come de manera inteligente

Entendemos totalmente, es agradable no tener que cocinar de vez en cuando. Aunque puede ser difícil comer sano cuando no eres el que está a cargo de las opciones del menú. Por lo tanto, si buscas mantenerte sano prueba cosas como esta: pide el aderezo al costado, salta el postre y no te llenes con el pan de la entrada y no pidas bebidas azucaradas y mucho menos de dieta.

Bebe bebidas calientes

¿Qué es lo primero que haces cuando te despiertas? Si no implica beber una bebida caliente, es posible que desees volver a pensar tu rutina de la mañana. Las bebidas tibias en realidad disminuyen la cantidad de desechos metabólicos que ayudan a ralentizar el proceso de envejecimiento. Por lo tanto, mañana por la mañana, toma un té verde o un vaso de agua tibia para ayudar a estimular la digestión, acelerar tu metabolismo y mejorar la circulación.

Comienza tu día con proteínas

¿Sabías que tu cuerpo produce una hormona del hambre llamada ghrelina? Pero no desearás que haya demasiada de ella en tu sistema, por lo que los alimentos ricos en proteínas son perfectos para volver a reducirlo. Ya sea un batido de proteína en polvo, huevos o yogurt, estos alimentos ricos en proteínas te mantendrán lleno y satisfecho hasta la hora del almuerzo (más que un desayuno con mucho carbohidrato). Practica la comida larga y lenta. Cuando comes despacio, le permite a tu mente procesar que tu cuerpo esté demasiado lleno.

Mantener un horario de sueño

Para los adultos, la cantidad recomendada de sueño es de al menos siete horas, así que apunta a ese número. Pero trata de no dormir por más de ocho horas porque quedarse dormido puede hacer que te sientas mareado y letárgico. Puede ser desafiante con ciertos horarios y miembros de la familia, pero, si puedes, mantén la misma hora de acostarte todas las noches para que tu cuerpo pueda establecer un patrón de sueño saludable.

Crea un ambiente tranquilo

Si tienes problemas para dormir, puedes probar varias cosas. Asegúrate de que tu habitación tenga una temperatura fresca, minimiza o elimina tu exposición a la luz, coloca tu teléfono fuera del alcance de tus brazos.

No te vayas a dormir demasiado hambriento o demasiado lleno

La incomodidad de ambos extremos puede mantenerte despierto toda la noche, arruinar tu horario de sueño y afectar negativamente tu productividad a la mañana siguiente (y más allá si se convierte en un hábito). Para hacer esto, come la cena por lo menos dos horas antes de acostarte y evita las comidas grandes y pesadas.

Limita las siestas durante el día

Si tienes el privilegio de tomar siestas durante el día, ¡no dudes demasiado! Tus pausas rápidas para dormir pueden interferir con el sueño. Necesita una noche para que su cuerpo se recupere y se repare a sí mismo. Trate de dormir siestas no más de treinta minutos por día, un equilibrio perfecto entre mantenerse energizado y cansarse lo suficiente al final de un largo día.

Por cada hora que te sientas, camina un par de minutos

El trabajo de muchas personas requiere que se sienten en un escritorio todo el día, pero los profesionales médicos continúan destacando los riesgos para la salud de estar sentado por mucho tiempo y estar físicamente inactivo. Las investigaciones han demostrado que caminar solo 1 a 2 minutos cada hora que pasas sentado puede incluso reducir su riesgo de mortalidad en un 33 por ciento.

Programar entrenamientos por adelantado

Comenzar tu viaje de acondicionamiento físico será mucho más fácil si lo haces, es cierto. ¿Cuántas veces ha dicho que va a hacer ejercicio en tu casa o en el gimnasio cada día todas las semanas y todos los meses? Programar el tiempo para tu salud aumentará la probabilidad de que sigas adelante. Si pagar por algunas clases es lo que se necesitas para que te muevas, quizás valga la pena.

No exageres con el ejercicio

El ejercicio no tiene que ser una dura prueba de dos horas al día, siete días a la semana. Tómalo con calma y dale tiempo a tu cuerpo para que se recupere. Si bien todos quieren que su físico tenga un aspecto determinado, lo más importante es que empieces a sentirte saludable nuevamente.

Mantente activo fuera del gimnasio

Si vas al gimnasio, cambia el ambiente de vez en cuando. Si no te gustan los gimnasios, entonces esto es para ti. Salir a la naturaleza puede tener increíbles beneficios para la salud. Lo mejor de estar activo fuera del gimnasio es que posiblemente sea más divertido. Sal a dar un paseo con amigos, juega un poco de tu deporte favorito, corre con tus hijos o nietos.

Intenta levantar algunas pesas

En la mayoría de los casos, es probable que haya escuchado a las personas hablar sobre el ejercicio cardiovascular al evaluar la pérdida de peso. No nos malinterpretes, el ejercicio cardiovascular es fantástico para aumentar y mejorar tu ritmo cardíaco y quemar calorías. Sin embargo, hacer un entrenamiento suave de fuerza con pesas te hará más fuerte e incluso aumentará tu metabolismo.

Haz ejercicio con un amigo o grupo de entrenamiento

Hay días en los que es extremadamente difícil reunir la motivación para estar activo solo, es entonces que para mantenerse en el objetivo de estar sano, llamar a un amigo o compartir una clase de gimnasia en grupo, es buena idea. Ya sea que te acerques o no a ellos, rodearte de personas con ideas afines te ayudará a motivarte y animarte, así como a lograr tus objetivos de salud.

Comparte esta noticia...