); ga('send', 'pageview');
Home » Noticias » Internacionales » EE.UU. Quedará vacante el cargo de Secretario de la Defensa

EE.UU. Quedará vacante el cargo de Secretario de la Defensa

Otro cargo menos en la Administración de Donald Trump. Esta vez fue el secretario de Defensa, el general James Mattis, quien presentó su renuncia, después de dedicar dos años a esta cartera, que conlleva ser también jefe del Pentágono.

“Creo que es correcto para mí dejar mi cargo (…) porque usted (dirigido a Donald Trump) tiene derecho a un secretario de Defensa cuyas visiones sean más semejantes a las suyas”, argumentó el político en su carta de dimisión, difundida por los medios nacionales.

Aunque fuentes oficiales de la Casa Blanca defendieron que no se trata de una decisión “forzada”, esta se produce horas después de que el máximo mandatario anunciara el retiro de las tropas estadounidenses en Siria, convencido de que “hemos ganado contra el Estado Islámico”. Cuando desde hace meses, el Pentágono y el Departamento de Estado, incluido Mattis, habían advertido de que la lucha contra el grupo aún no ha terminado.

“El general Jim Mattis se retirará, con distinción, a finales de febrero (el 28 de febrero de 2019), tras haber servido en mi Administración como secretario de Defensa en los últimos dos años”, difundió Trump a través de su red social en Twitter, quien elogió la labor de Mattis en la compra de nuevo equipamiento de lucha y “a la hora de lograr que los aliados y otros países paguen su parte de obligaciones militares”.

Mattis, otra figura estable que abandona la Casa Blanca de Trump

De nuevo, Mattis se une a una extensa lista de altos funcionarios que renunciaron o fueron destituidos de la Casa Blanca, como el secretario de Estado Rex Tillerson, la embajadora ante la ONU Nikki Haley o el más reciente, el ya exjefe de Gabinete John Kelly.

De hecho, de acuerdo con datos de la propia Administración, el 40% del personal que trabaja en el Gobierno abandonó su cargo entre julio de 2017 y julio de 2018; la mayor rotación de personal de alto rango de los últimos cinco presidentes.

Del mismo modo que con Kelly, hacía meses que las tensiones entre Trump y Mattis eran vox populi. Sobre todo, cuando Trump afirmó que el militar, de 68 años y nacido en el estado de Washington, era “una especie de demócrata”, entre otros comentarios críticos.

En su misma carta, Mattis expresó que “en tanto que EE. UU. permanece como la nación indispensable en el mundo libre, no podemos proteger nuestros intereses o servir ese papel de manera efectiva sin mantener alianzas fuertes y mostrar respeto a esos aliados”. En esa línea, defendió que el país debería ser más “resuelto y no ambiguo”, cuando se trata de negociar con países como Rusia y China, con los que existen más tensiones.

“Como usted, he dicho desde el principio que las Fuerzas Armadas de EE. UU. no deberían ser el policía del mundo. En vez de esto, debemos usar todas las herramientas del poder estadounidense para proporcionar una defensa común, incluyendo proporcionar liderazgo efectivo a nuestras alianzas”, sentenció el secretario de Defensa, James Mattis.

En palabras del presidente Donald Trump, el próximo secretario de Defensa “será nombrado pronto. Agradezco mucho a Jim su servicio

Comparte esta noticia...