Home » Variedades » Salud » Lo que debes saber de la Brucelosis

Lo que debes saber de la Brucelosis

La brucelosis, también conocida como enfermedad de Malta o enfermedad de Bang, es una enfermedad causada por bacterias del género Brucella y transmitida por animales (ganado porcino, bovino, caprino, perros, cerdos, etc.) hacia el humano, que genera un cuadro infeccioso que puede ser grave si no es tratado adecuadamente.

A las enfermedades que son transmitidas por animales se les conoce como zoonosis. Actualmente, la enfermedad de Bang, constituye un problema de salud pública a nivel mundial, ya que son numerosos los animales que son reservorios de la bacteria, incluidos los animales salvajes y los animales de granja.

Ya que la brucelosis afecta tanto humanos como animales, esta enfermedad se ha convertido en una de las zoonosis más comunes a nivel mundial y, por lo tanto, en un tema de interés universal, cada vez más estudiado por médicos y veterinarios. Se estima que existen más de 2 billones de personas están en riesgo de padecerla (Jennings 2007).

La brucelosis puede ser transmitida por medio de cualquier fluido del animal que entre en contacto con el ser humano. El humano, se puede contagiar por el consumo de cualquier producto derivado de los animales que no hayan sido correctamente pasteurizados, procesados o suficientemente cocinados.

Así mismo, el paciente puede adquirir la enfermedad por contacto con la piel o mucosas (de existir alguna herida). Otra forma de infección es a través del sistema respiratorio, ya que es posible el contagio por medio de la inhalación partículas contaminadas, esto ocurre en personal de laboratorio que manipula muestras contaminadas o en granjeros que manipulan la tierra contaminada con la bacteria.

Es característico de la enfermedad de Bang, producir un incremento de la tasa de abortos en los animales de granja. Es frecuente que, durante la atención del animal, su cuidador se pueda infectar por estar en contacto con los fluidos del animal.

Igualmente, si los fluidos del animal quedan en el suelo de la granja, las bacterias pueden reproducirse durante meses en esos lugares, lo que puede generar la contaminación e infección de otros animales o humanos.

Es importante mencionar, que la transmisión en humanos es muy poco frecuente, aunque se han reportado casos por transmisión a través de donación de sangre, relaciones íntimas y lactancia materna.

Síntomas de la brucelosis

La brucelosis es una enfermedad que tiene manifestaciones variadas, algunas personas pueden estar completamente asintomáticas y otras pueden tener infecciones severas que incluso provocan la muerte. La infección suele ser más severa en adultos que en niños, especialmente, en embarazadas donde provocan abortos y partos prematuros. Dentro de los síntomas de la enfermedad de Malta, se encuentran:

  • Fiebre.
  • Dolores musculares, especialmente, en la región lumbar.
  • Diaforesis (sudoración nocturna), que se caracteriza en algunas ocasiones por tener un olor característico a humedad o moho.
  • Dolores articulares; especialmente en la cadera y en miembros inferiores.
  • Pérdida de peso.
  • Debilidad generalizada.
  • Pérdida del apetito.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Son infrecuentes las manifestaciones gastrointestinales (como dolor abdominal, colecistitis, pancreatitis), cardíacas (pericarditis, endocarditis) y las manifestaciones dermatológicas (ulceras, eritema, pápulas, etc.)
  • En algunos casos, después de meses de un cuadro agudo de Brucelosis con todos estos síntomas, puede existir un cuadro de brucelosis crónica, caracterizado por ser localizada en un sitio específico como el ojo (uveítis), huesos (osteomelitis), etc.
  • En otros casos, la infección se comporta como una sepsis asociado a inflamación inflamatoria sistémica y conlleva a la muerte.

¿Es posible prevenir la brucelosis?

En la actualidad, existen varias campañas de prevención de la enfermedad de Bang a nivel mundial. Si bien no existen vacunas para los humanos, en el caso de granjas se recomienda la vacunación al ganado, el uso de ropa adecuada para la manipulación de animales que han sido seleccionados para el consumo doméstico y la cuarentena de rebaños cuando hay casos comprados dentro de granjas.

Igualmente, se aconseja la correcta manipulación de los alimentos, cocinar adecuadamente la carne y consumir leche correctamente pasteurizada.

Tratamiento de la brucelosis

El tratamiento de la brucelosis en humanos está enfocado en controlar la infección y evitar las complicaciones; para esto se emplean antibióticos que actúan en contra de las cepas de Brucella, estos son la doxiciclina y rifampicina, que son indicados por al menos 6 semanas (Yousefi-Nooraie, 2012).

Comparte esta noticia...