Home » Deportes » Barcelona funcionó sin Messi

Barcelona funcionó sin Messi

El Barça puso pie y medio en los octavos de final de la Champions tras derrotar al Inter por 2-0 lo que supone para los de Valverde liderar su grupo con 9 puntos tras sumar tres victorias en tres partidos y quedar a un duelo de pasar pantalla en un partido que a falta de Messi supuso la exaltación del juego colectivo y coral evocando estilo que volvió a ser reconocible. Una orquesta afinada que no precisó del solista virtuoso para ganar.

Rafinha, el hombre elegido por Ernesto Valverde para suplir la baja de Messi, abrió el marcador (32), antes de que Jordi Alba pusiera el 2-0 (83) definitivo en un partido, que el astro argentino vio desde la grada del Camp Nou.

Con el brazo en cabestrillo y acompañado de su hijo, Messi no perdió detalle de un encuentro que el Barcelona dominó y que le hace dar un paso de gigante hacia la clasificación para la siguiente fase de la Champions.

La presión alta del Barcelona ahogó a un Inter de Milán, al que no le duraba nada la pelota en su intento de salir jugando desde atrás.

Los italianos apenas inquietaron en la primera parte el marco de Marc-André Ter Stegen que en la ocasión más peligrosa de los visitante vio cómo Mauro Icardi remataba alto un centro desde la izquierda (16).

Tras dos disparos previos de Rafinha (21, 28), Luis Suárez metió un centro al área donde apareció el brasileño para hacer el 1-0 (32).

El uruguayo, padre por tercera vez el martes, fue junto a Rafinha, el hombre más desequilibrante del Barza y se multiplicó para ayudar en las asistencias en los últimos metros.

El Inter se pasó prácticamente los últimos 20 minutos de la primera parte achicando, antes de volver renovado tras el la pausa.

– Chispazo del Inter –

El técnico Luciano Spalletti hizo entrar a Matteo Politano por Antonio Candreva dando un punto de velocidad al equipo italiano.

El Inter aplicó, a su vez, la presión intensa al Barcelona, que empezó la segunda parte sufriendo.

Ter Stegen, sin trabajo en la primera, tuvo que lucirse para sacar con los dedos un disparo cruzado de Politano (50).

Tras pasarlo mal el primer cuarto de hora, poco a poco el Barça fue volviéndose a hacer dueño del balón para acabar empujando hacia atrás al equipo italiano.

En el centro del campo, Arthur se encargó de dirigir el juego de los azulgranas, que llegaban con peligro en casi cada jugada.

En el 59, Suárez levantó el Camp Nou con una internada recortando a tres contrarios para soltar un disparo cruzado que detuvo el meta Samir Handanovic.

El uruguayo sigue teniendo poca fortuna de cara al gol en la competición continental y acumula un único tanto sus últimos 15 encuentros de ‘Champions’.

Poco después, Coutinho estrellaba un balón en el larguero (71).

Con el juego dominado y la ventaja en el marcador, Valverde decidió poner músculo en el centro del campo metiendo a Arturo Vidal por Arthur, quien fue despedido con el Camp Nou puesto en pie.

El dominio del Barcelona acabó traduciéndose en un segundo tanto cuando Jordi Alba recibió en la frontal para internarse en el área y soltar un tiro cruzado que supuso el 2-0 definitivo.

La victoria deja al Barcelona líder en solitario de la llave B de la Liga de Campeones con tres puntos de ventaja sobre el Inter, que se queda segundo.

El triunfo supone además un golpe de moral de cara al Clásico liguero contra el Real Madrid que se perfila el domingo próximo en Barcelona.

Comparte esta noticia...