Home » Deportes » Mbappe fue un vendaval ante el Lyon

Mbappe fue un vendaval ante el Lyon

El PSG-Lyon apenas duró los primeros nueve minutos, el tiempo necesario para que Mbappé comenzara su función.

El joven francés puso su firma a los cinco goles que marcó el PSG al Lyon. Le viene estupendo que todos los focos mediáticos -o la gran parte de ellos- se los lleve Neymar. El joven Kylian (19 años y 9 meses) dio un recital de fútbol en el Parque de los Príncipes y se llevó a su cuenta cuatro goles. El quinto (que fue el primero) fue un penalti anotado por Neymar… y provocado por el propio Mbappé. Para hacer más increíble el festival, el 7 parisino apenas necesitó 13 minutos para lograr su póquer de tantos (del 61′ al 74′) y se convirtió en el futbolista más joven en marcar cuatro goles en Ligue 1 en 45 temporadas.

Pudo ser peor -o mejor-, pero un inspirado Anthony Lopes le detuvo dos mano a mano justo antes de que empezara sus 13 minutos de gloria. Si el galo se hubiera ido a casa con seis tantos en su haber, no habría resultado nada extraño.

Además, tres de sus cuatro goles fueron un breve resumen de lo que puede aportar: potencia, aceleración y definición. Sobre todo, potencia. Primero Marquinhos y luego Neymar dieron pases en profundidad a la estrella de la noche para que rompiera en velocidad a una blanda zaga rival. Por si fuera poco, en uno de sus goles contó con la ayuda de la suerte, al golpear el lanzamiento los dos postes antes de introducirse en la meta rival. Esa suerte -buscada- fue la que le faltó al Lyon.

Los primeros 45 minutos de partido fueron un vaivén de acontecimientos: Mbappé provocó el penalti que marcó Neymar; Kimpembe vio la roja directa por una dura entrada a NDombèlé; el árbitro perdonó a Neymar la roja por una plancha a un rival; se lesionaron Fekir y Rafael en el 7′ y 41′; hubo una mano de Di María que el árbitro no acertó a señalar… ni le indicó el VAR; y se acabaron los primeros 45 minutos con la expulsión por doble amarilla de Tousart. En esta primera mitad, el PSG iba por delante en el marcador… pero con tan sólo un 36,9% de la posesión. Tan sólo fue un acicate para la bestia Mbappé.

Pitó el final el árbitro y Mbappé fue a recoger el balón y recibió la felicitación tanto de compañeros como de rivales.

Comparte esta noticia...