Home » Variedades » Lo que debes saber de la gripe común en adultos

Lo que debes saber de la gripe común en adultos

La gripe es una enfermedad infecciosa y contagiosa que afecta principalmente a las vías respiratorias y es provocado por el virus de la Influenza  tipos A y B.

Incidencia

Es una enfermedad extremadamente frecuente en la población y ocurre por epidemias o brotes que dependen del clima y la época del año en cada región.

Síntomas de la gripe

Los síntomas de la gripe son similares en pacientes a cualquier edad y básicamente son:  fiebre, escalofríos, tos, congestión nasal, moco nasal abundante y claro, dolores musculares, dolor de cabeza, cansancio, debilidad general, falta de apetito y en algunos casos náuseas, vómitos y diarrea.

Síntomas de alarma de gripe en el adulto

Hay síntomas en el adulto que indican la urgencia de atención médica, como lo son:  dificultad para respirar, dolor en el pecho o en el abdomen, mareos o vértigos repentinos, confusión, vómitos persistentes o empeoramiento progresivo de la fiebre o la tos.

¿Cuáles son las medidas preventivas para la gripe en el adulto?

  • Medidas físicas para evitar el contagio:
    • Lavarse las manos con frecuencia
    • Evitar frotarse los ojos
    • Evitar contacto con personas enfermas de gripe
    • Usar tapabocas si está de cuidador de algún enfermo con gripe
  • Vacunación:
    • Debe ser anual, ya que las cepas del virus de la Influenza cambian año tras año.
    • En muchos países la vacunación se reserva para personas de alto riesgo, sin embargo, consulta a tu médico para evaluar la posibilidad de colocártela.
    • Evita la aparición de gripe y sobre todo las complicaciones.

¿Cuál es el tratamiento de la gripe en adultos?

Medidas generales:

 

  • Tomar abundantes líquidos.
  • Procurar una alimentación balanceada.
  • Evitar bebidas alcohólicas y café.
  • Reposo.
  • Restringir el contacto con otras personas y disminuir diseminación.
  • Uso del tapabocas en caso de visitas.

 

Tratamiento sintomático

 

  • Vitaminas y minerales: uso de Vitamina C se recomienda en todos los casos.
  • Descongestionantes nasales tópicos:  como la oximetazolina o la xilometazolina. Hay que tener cuidado con los pacientes hipertensos o con arritmias cardiacas.
  • Descongestionates nasales (administración oral)
  • Medicamentos para la tos o antitusígenos: hay varios usados como dextrometorfano, codeína , bromexina o cisteína.
  • Medicamentos expectorantes, para mejorar la tos con moco o productiva, se pueden usar en combinaciones con paracetamol y descongestionantes
  • Productos naturales, como los derivados de la Echinacea o sáuco.
  • Antialérgicos: como loratadina, acompañados o no de pseudoefedrina o fenilefedrina. Evitar en personas hipertensas o cardiópatas.
  • Corticoesteroides inhalados: beclometasona o mometasona.

 

Tratamiento específico

Basado en medicamentos antivirales, que eliminan el virus y disminuyen los efectos  en casos ya complicados o con alto riesgo de complicaciones.

No se usan en forma regular sino que son  indicados por el médico solo si fuese necesario.

A título informativo, entre los antivirales usados en la gripe tenemos dos grupos:

  • Amantadina  o rimantadine, que solo son efectivo en la influenza tipo A y son menos usados.
  • Zanamivir y Oseltamivir, más usados, sirven para ambos virus de influenza tipo A y B. Además, indicado precozmente logra evitar la aparición de complicaciones.

Factores de riesgo y complicaciones

Existen ciertas condiciones conocidas que son consideradas de alto riesgo, personas que deben tener más cuidado y evitar el contagio en momentos de brotes de  gripe porque pueden complicarse con más facilidad.  En estos casos se deben tomar medidas de precaución con más cuidado.

  • Asma
  • Enfermedades neurológicas crónicas
  • Enfermedades hematológicas
  • Enfermedades pulmonares crónica como el EPOC o enfisema pulmonar
  • Diabetes mellitus
  • Condiciones cardiacas como insuficiencia cardiaca y enfermedad coronaria o isquémica.
  • Insuficiencia renal con o sin diálisis
  • Enfermedades hepáticas crónicas, por ejemplo, cirrosis
  • Obesidad severa
  • Compromiso del sistema inmunológico o de defensa, tales como personas con VIH o cáncer.
  • Personas que toman esteroides en forma continua
  • Mayores de 65 años
  • Embarazadas o 2 hasta 2 semanas después del parto
  • Personas que viven en casas de cuidado, ancianos o enfermos crónicos

Complicaciones de la gripe en adultos

La complicaciones de la gripe en adultos son básicamente respiratorias y ameritan hospitalización y tratamiento específico con antivirales.

  • Neumonía o infección pulmonar por el virus Influenza.
  • Neumonía bacteriana, que aparece agregada o secundaria al virus.
  • Neumonía por gérmenes raros e pacientes con condiciones médicas especiales o bajas defensas.
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) descompensada.

Es muy importante conocer cuáles son las principales medidas que podemos tomar en el caso de gripe en los adultos y reconocer si existen factores de riesgo para extremar las medidas preventivas y consultar rápidamente al especialista.

Comparte esta noticia...