Home » Deportes » Sevilla cae ante el Krasnodar

Sevilla cae ante el Krasnodar

Las ausencias de inicio de Mudo y Sarabia, en la creación, y el dúo goleador Silva-Ben Yedder, se debían notar.Sacar un punto en Krasnodar era oro molido, pero un gol de chilena de Okriashvili dejó helado a los nervionenses, justo cuando buscaban el 1-2 con los cambios. Contra el Akhisar turco, en próximo doble partido, deberá definir su pase. La primera plaza sí se complica.

Y todo pintaba tan bien porque hasta un jugador casi olvidado como Nolito, lejos de aquel que levantaba al público de sus asientos en Balaídos, hizo el 0-1 antes del descanso en una discreta primera mitad por su parte. Banega botó el saque de esquina raso, a un metro por detrás del punto de penalti, y ahí apareció el de Sanlúcar de Barrameda para tocarla con el interior y que un defensor ruso colaborase despistando a su portero. El Sevilla se adelantaba con muy poco.

Porque los hombres de Pablo Machín estuvieron bien plantados sobre el césped, en el 3-5-2 que ya es seña de la casa pese a no tener los jugadores más apropiados para ello, por las rotaciones, como Nolito haciendo de Sarabia, o dos delanteros, como Promes y Muriel, que la buscan más al espacio que ayudan en la salida con juego de espaldas.

Eso sí, el Krasnodar, que había estudiado bien al equipo andaluz, le presionó en la salida de balón y ahí tuvieron sus opciones. Tres ocasiones claras, dos de ellas terminando en el travesaño, fueron su tarjeta de visita en el primer periodo.

Sobre el papel le tocaba al Sevilla sufrir en el segundo periodo. De hecho, a los tres minutos hubo un penalti sobre Claesson, de Sergi Gómez, que el colegiado no señaló. Y el sueco, pocos minutos después, envió el tercer balón al larguero por parte del Krasnodar. Ni su entrenador ni toda la grada se lo querían creer. Pese a este inicio, el Sevilla trató de mandar con la pelota. El conjunto local se desesperaba por su mala fortuna y los hispalenses comenzaban a defenderse con balón. También ayudó la entrada de André Silva por Muriel. El portugués es más combinativo, juega de espaldas y ayuda a mantener más posesión que el colombiano quien, al igual que Promes, prefieren jugar con balones en largo a las espaldas de los centrales.

Y cuanto mejor se veía al Sevilla, más tranquilo y con cierto dominio de balón, Mauricio Pereyra, el primer cambio ruso, hizo una perfecta jugada combinado con compañeros hasta llegar a la frontal del área y cruzar la pelota al fondo de la portería de Vaclik. Esto no descompuso a los sevillistas y le tocó mover ficha a Machín. Mudo y Ben Yedder al campo y el argentino pudo hacer el 1-2 con un cabezazo en el segundo balón que tocaba. No se conformaba el tercero de LaLiga. Y con ese olor a 1-2 llegó el segundo del conjunto local. Okriashvili remató de forma acrobática tras una falta absurda del Mudo Vázquez. Golpe a la racha de cuatro victorias del Sevilla. Las rotaciones tienen consecuencias. Machín lo sabía y se la ha jugado. Parecía que la inercia positiva podría hasta con la titularidad de Nolito o Gnagnon, pero este Sevilla no es de acero. Se está construyendo y tocar el once base de forma brusca tumba al más pintado.

MARCA

Comparte esta noticia...