Home » Economía » Baja el dolar en Argentina

Baja el dolar en Argentina

Hoy comenzó a regir la zona de libre flotación para el dólar en Argentina entre los $34 y $44, establecida por el Banco Central (BCRA), junto con una variación cero de la base monetaria hasta junio de 2019. Y, a pesar de que economistas y funcionarios pronostican varios días de volatilidad, por ahora la divisa retrocede en el mercado local.

Según el promedio diario que realiza el BCRA, la moneda estadounidense se vende al público a $41,38, 51 centavos menos que el cierre del viernes.
En el segmento mayorista, cerró a $39,48, $1,83 por debajo del valor que había alcanzado en la última jornada, lo que implica una apreciación del peso de 4,42%

Consultado por LA NACION, el operador de cambio en PR, Gustavo Quintana, adujo labaja a “una tendencia vendedora de dólares por el efecto tasas”, aunque habrían existido ventas muy puntuales del Banco Nación.

En la región, las demás monedas operan con un tendencia mixta. El peso uruguayo se depreciaba 0,55%. En la pizarra del Banco República se cotizaba a $ 32,50 y $ 33,90 la compra y venta respectivamente. El peso colombiano (1,03%) se depreciaba contra el dólar, mientras que el mexicano (0,21%) y el real (0,86%) se aprecian.

La bolsa abrió en alza aunque luego cayó en una plaza que se reacomodaba tras el debut de las nuevas medidas cambiarias y el reciente acuerdo firmado por el país con el Fondo Monetario Internacional ( FMI ). El índice Merval perdía un 1,55%.

Las dos medidas básicas de la nueva política cambiaria son que la variación de la base monetaria hasta junio de 2019 será igual a cero y que el dólar flotará libremente dentro de una banda de $34 a $44.

Por fuera de esos límites, el BCRA intervendrá comprando o vendiendo dólares. El objetivo es retirar pesos de circulación para frenar la inflación y evitar sobresaltos. En esta “etapa de aprendizaje, hasta que el mercado se adapte al nuevo programa”, como dijo el presidente del BCRA, Guido Sandleris, la entidad subastará todos los días la tasa de interés, que fluctuará, pero tendrá un piso de 60% hasta fin de año.

De esta manera, el gobierno argentino vuelve a apostar por el ingreso de capitales internacionales, que podrían proveer los dólares necesarios y beneficiarse de los instrumentos en pesos, que ofrecen alto interés.

Comparte esta noticia...