Home » Deportes » Barcelona cayó ante el colista Leganes

Barcelona cayó ante el colista Leganes

Ha ganado cinco partidos, ha empatado uno y ha perdido otro. No son los números a los que nos tiene acostumbrados el Barcelona.

El Girona fue un aviso serio y lo de Leganés ya es para preocuparse. Y mucho. Valverde siguió con las rotaciones, esta vez tocó defensa y delantera, y dio descanso a Jordi Alba y Luis Suárez para que se estrenaran Vermaelen en el lateral y Munir. Y está claro que las rotaciones siguen sin funcionar de momento.

La visita al campo del colista era una situación propicia para olvidar con una victoria el pinchazo ante el Girona. Y la primera parte del partido indicaba que iba a ser así. El Leganés plantó de inicio una línea de cinco hombres por delante de Cuéllar cuando atacaba el Barça que consiguió cerrar las bandas a los de Valverde.

Viendo la situación, el cuadro azulgrana optó por lanzamientos desde fuera del área. Primero lo buscó Dembélé con un disparo al lateral de la red de la meta de Cuéllar, el segundo acabó en gol de Coutinho tras una volea ajustada al palo y después fue Messi quien se topó con la escuadra con un zurdazo de los suyos. Tres ráfagas ofensivas de los azulgranas en 10 minutos y el partido parecía resuelto, pero no.

El Leganés no cambió su planteamiento tras el gol y sólo tuvo una ocasión hasta el descanso. Un remate de Óscar Rodríguez con intención pero flojo lo detuvo Ter Stegen con palomita incluida.

Pero todo cambió en los minutos iniciales de la segunda parte. El cuadro de Pellegrino hizo lo impensable. Dio la vuelta al marcador en dos minutos locos. Primero fue El Zhar quien cabeceó un centro de Jonathan Silva y después fue Óscar Rodríguez quien aprovechó un fallo grosero de Piqué para que la grada de Butarque estallara.

La tragedia se mascaba y Valverde volvió a deshacer las rotaciones, algo que ya ha hecho en sus últimos partidos para evitar catástrofes. Y Luis Suárez y Jordi Alba entraron al partido con media hora por delante. Malcom también entró por un Dembélé que está perdiendo fuelle en los últimos partidos.

El Leganés sufrió una transformación mental tras lo goles que dejaba claro que el Barça iba a sufrir mucho si quería sumar. El cuadro pepinero, sin convicción en la primera mitad, se convirtió en un aspirante a todo en esta Liga y empezó a mirar a la cara al Barça.

Con una defensa ordenada y buscando a la mínima a En-Nesyri en balones largos, el Leganés sufrió menos de lo esperado hasta el final del partido. La gran ocasión del Barça para empatar acabó con un doble paradón de Cuéllar a Coutinho primero y luego a Rakitic.

Los últimos minutos fueron de infarto para una grada que no se creía que estaban ganando al Barcelona. El colista se le subió a las barbas al líder y el pepinazo se consumó en Butarque tras el histórico triunfo del Leganés. Ojito con Valverde.

Comparte esta noticia...