Home » Sexualidad » 31 de julio. Día Internacional del Orgasmo Femenino

31 de julio. Día Internacional del Orgasmo Femenino

El placer sexual tiene fijado su fecha en el calendario para este martes, declarado Día del Orgasmo, después de que un concejal de la localidad brasileña de Esperantina (Piauí) impulsara en 2001 un día oficial para hablar «sin tapujos» de las cuestiones relacionadas con la sexualidad, al tratarse a su juicio de un asunto de «salud pública».

El Pleno del Ayuntamiento de Esperantina aprobó por unanimidad hace 16 años una moción para declarar -en un principio- el 9 de mayo como Día del Orgasmo, a propuesta de uno de los concejales, Arimatéia Dantas, para discutir abiertamente sobre cuestiones relacionadas con la sexualidad, tal y como documentó entonces la agencia brasileña de noticias «Folha».

El argumento al que recurrió el edil para defender su iniciativa fue que el orgasmo es una cuestión de salud pública. «Cuando las personas acumulan frustraciones sexuales acaban estallando en forma de violencia», dijo entonces. A ello se sumó, según recogieron los medios locales, la necesidad de abordar el tema entre la población rural.

Asimismo,se apoyó en datos de un estudio de la Universidad Federal de Piauí que revelaba que el 28% de las mujeres de la región donde se sitúa esta localidad tenía dificultades para alcanzar el clímax.

Aunque al principio les costó ponerse de acuerdo, primero la fecha fue el 9 de mayo y después 8 de agosto, al final se decidieron por el 31 de julio como el Día Internacional del Orgasmo.

Esta compañía británica especializada en artículos sexuales, buscaba acabar con la anorgasmia dentro del mundo de las mujeres y para esto utilizaron el lema “hágalo, no lo finja”

La directora de la empresa, Jaqueline Gold, decidió validar la satisfacción femenina porque su empresa atendía a más hombres que a mujeres por lo que decidió que su negocio debía ser orientado hacia las necesidades femeninas.

Además, las investigaciones realizadas por Journal of Sex Research, concluyó que el 67% de las mujeres ha fingido un orgasmo, mientras el 20% de los hombres no creen que las mujeres hayan fingido nunca un orgasmo con ellos. La verdad es que para algunas mujeres es más difícil conseguir la satisfacción sexual de manera sencilla y terminan fingiendo por no decepcionar a la pareja. Además, la satisfacción sexual de la mujer en algunas sociedades sigue siendo reprimida, censurada, al punto de condenar directa o indirectamente este placer. Por esto agradecemos a Jaqueline Gold, por pensar en todas las mujeres.

Comparte esta noticia...