Home » Automotor » El Ford Focus 2018

El Ford Focus 2018

Por dimensiones, este nuevo Ford Focus es prácticamente igual que su predecesor. Crece 1,8 centímetros de largo (y 2 milímetros a lo ancho y a lo alto) pero lo más interesante es que recorta sus voladizos y aumenta la distancia entre ejes en 5,3 centímetros, lo que facilita una mayor habitabilidad, especialmente en las plazas traseras, donde el espacio para las piernas se ha incrementado notablemente.

Estéticamente puede gustar más o menos, especialmente por su aspecto frontal y por los nuevos faros, pero es cierto que luce mejor al natural que en foto. Quizá no sea demasiado fotogénico, pero tiene un diseño interesante, sobre todo en la zaga. Además, según el ángulo desde el que se mire puede recordar a diferentes modelos, incluido el Focus previo, por supuesto.

En función del acabado, el frontal tiene un aspecto diferente gracias a parrillas específicas para cada versión: mientras que el ST-Line tiene la parrilla de corte más deportivo, de color negro y con un patrón de tipo nido de abeja, el Titaniumlleva una calandra con listones horizontales cromados y el Vignale también tiene un diseño propio, con detalles cromados.

Un modelo completamente nuevo

El Focus 2018 está basado en una nueva plataforma denominada C2, que ha permitido entre otras cosas lograr una carrocería con una rigidez torsional un 20% mayor, un peso algo inferior o un coeficiente aerodinámico de 0,27. En total, incluyendo carrocería, chasis, cableado eléctrico e interior, el ahorro de peso es de unos 88 kilogramos con respecto al Focus saliente para esta nueva generación.

Guste o no guste el aspecto exterior, lo realmente importante lo encontramos en el habitáculo, donde el diseño es también nuevo, siguiendo la línea marcada por el Ford Fiesta, un modelo que cuando lo probamos nos pareció un producto más redondo y, sobre todo, que mejoraba en los aspectos en los que realmente necesitaba mejorar, como el diseño interior. Y en el Focus pasa lo mismo.

El Ford Focus tiene ahora un 50% menos botones físicos en su interior y por tanto, el diseño es más sobrio, elegante y sencillo, sin necesidad de estar sobrecargado de mandos. Así pues, acceder a las diversas opciones del vehículo es infinitamente más fácil e intuitivo. Y, además, también se han cuidado los materiales, con plásticos agradables al tacto (no todos) o detalles como los huecos portaobjetos de las puertas tapizados en un material aterciopelado.

Otro punto importante en el habitáculo del Focus es que, gracias al crecimiento de la batalla del modelo, el espacio en las plazas traseras es bastante generoso, sobre todo para piernas (sobran unos cuantos centímetros) y cabeza, donde personas de 1,8 metros de estatura caben perfectamente, incluso con los asientos delanteros ajustados a alguien de idéntica altura.

El maletero, por su parte, tiene una capacidad algo superior, de entre 375 y 1.354 litros en el cinco puertas y de entre 608 y 1.653 litros en carrocería familiar. En el caso de este último, el maletero es modulable, ya que se puede configurar en dos alturas y hay un doble fondo que también es utilizable. Y, por último, en cualquiera de las carrocerías hay argollas para sujetar la carga.

Disponible por primera vez en un Ford a la venta en Europa, el Head-Up Display es de serie en algunos acabados de la gama y es de los que proyecta la información no directamente en el parabrisas sino sobre una moldura de plástico ubicada en el salpicadero, justo por encima del cuadro de instrumentos. Además, Ford promete que es compatible con gafas polarizadas (normalmente con este tipo de gafas la información de la mayoría de sistemas HUD deja de ser visible).

Aunque los dos acabados más básicos no la llevan de serie, la pantalla táctil de 8 pulgadas con navegador es de manejo fácil y tiene unos gráficos simples pero correctos. Para algunos el hecho de estar colocada sobre el salpicadero (y no integrada) será una pega, pero nosotros preferimos que así sea, ya que no obliga a alejar demasiado la vista de la carretera, cosa que haríamos si estuviera en una posición más baja. Da acceso al sistema multimedia o a la cámara de marcha atrás, y es compatible con Apple Cay Play y Android Auto, por ejemplo.

Entonces, ¿qué inconvenientes podemos ponerle? Aunque consideremos un gran paso adelante el nuevo diseño interior, tiene algunas cosas que no nos convencen, como por ejemplo la falta de solidez de la consola central, que se mueve más de lo deseado si la zarandeamos, o la solución empleada en el HUD (afortunadamente la moldura de plástico se puede escamotear).

Entre 95 y 182 CV, de momento

La oferta de motores para el nuevo Ford Focus estrena nuevos bloques de tres cilindros y conserva otros ya conocidos como el 1.0 Ecoboost. La novedad más interesantes es quizá el motor 1.5 litros Ecoboost tricilíndrico de gasolina, que se ofrece en dos variantes de potencia: 150 y 182 CV. De serie todas las variantes equipan una caja de cambios manual de seis relaciones.

El 1.0 Ecoboost sigue siendo la opción más básica de toda la gama, ahora con dos niveles de potencia: 100 y 125 CV. Tanto este bloque como el de 1.5 litros recurren a la tecnología de desconexión de cilindros que ya estrenó el Ford Fiesta ST, que permite desactivar uno de los tres cilindros para ahorrar combustible en situaciones de baja carga para el motor.

En cuanto a motorizaciones diésel, se ofrecen dos bloques: un nuevo 1.5 EcoBluede 95 y 120 CV, y un 2.0 EcoBlue con 150 CV. El primero de los motores no necesita AdBlue, mientras que el propulsor de mayor cilindrada sí hace uso de esta solución para reducir las emisiones contaminantes. Según Ford, el consumo de combuistible de toda la gama es un 10% inferior en este nuevo Focus.

Las versiones que opcionalmente pueden incorporan la caja de cambios automática de ocho relaciones son los gasolina 1.0 de 125 CV y 1.5 de 150 CV, y los diésel 1.5 de 120 CV y 2.0 de 150 CV. Por otro lado, Ford trabaja ya en un Focus híbrido, aunque de momento no se sabe a ciencia cierta a qué tipo de hibridación recurrirán (híbrido convencional, microhíbrido, etc…).

El consumo homologado del 1.0 Ecoboost se mueve entre 4,7 y 5,8 litros, en función del nivel de potencia, la caja de cambios (manual o automática) y el tamaño de llanta, mientras que el del 1.5 Ecoboost está entre 5,3 y 6,1 litros. Por otro lado, los diésel 1.5 y 2.0 homologan entre 3,5 y 4,6 litros, dependiendo también de las versiones.

Al volante del Ford Focus 2018

Uno de los objetivos principales de Ford con este nuevo modelo era mejorar su comportamiento dinámico, gracias entre otras cosas a mejoras en la suspensiónque, según la versión, incorpora el eje trasero de barra de torsión del Fiesta ST (con los muelles “vectorizantes y todo) o bien un eje multibrazo (en las versiones 1.5 Ecoboost y 2.0 EcoBlue). Además, por primera vez en el Focus, se ofrecen en opción amortiguadores de dureza variable -en ambos ejes-.

En la práctica, y sobre todo en la variante ST-Line que pudimos conducir, con una puesta a punto específica y una altura rebajada en 10 milímetros, el Focus es un coche tan cómodo como eficaz a nivel dinámico, agradable y quizá algo más divertido que la generación saliente. Su dirección es precisa y, aunque no especialmente comunicativa, conducir rápido en carreteras de curvas es una experiencia satisfactoria. Para que aparezca subviraje hay que forzar mucho la entrada a las curvas y, por otro lado, la zaga va bien atada al asfalto.

También son de serie los modos de conducción, que son tres: NormalEco y Sport. Según el elegido, cambia la puesta a punto de la dirección, la respuesta al acelerador, la suspensión en caso de ser la adaptativa opcional, la rapidez del cambio (también en caso de equipar el automático) y la permisividad del control de tracción, por ejemplo.

Sin duda el motor más interesante de la gama, sin desmerecer el 1.0 Ecoboost, es el nuevo 1.5 Ecoboost de gasolina y tres cilindros, que al menos en su variante más potente de 182 CV, es un propulsor realmente capaz. No es un cohete pero suena bien para “faltarle un cilindro” (no tan bien como en el Fiesta ST), y destaca por su elasticidad y por la fuerza que ofrece incluso a bajo régimen.

En la práctica, a partir de unas 1.500 vueltas el 1.5 Ecoboost ya empuja con solvencia (por debajo está bastante vacío), y sube de vueltas con ganas hasta unas 6.500 rpm, aunque el sonido a partir de unas 4.000 vueltas tampoco invita a estirarlo demasiado. Quizá al conducirlo no transmita la sensación de tener 182 CV (que no son pocos precisamente), pero se mueve bien.

Como de costumbre, la caja de cambios manual de seis velocidades es también muy grata por tacto y funcionamiento general y, en definitiva, es muy agradable de utilizar. La caja automática de ocho relaciones no es de las más rápidas pero cumple en cuanto a comodidad y suavidad.

Arsenal tecnológico

Desde Ford hacen hincapié en la dotación tecnológica que incluye su nuevo Focus, que cuenta con diversos sistemas de asistencia a la conducción (autonomía de nivel 2) y soluciones tan interesantes como el aparcamiento automático (Active Park Assist 2), con el que el propio coche se encarga de la dirección, los pedales y el cambio de marchas, y el conductor solo tiene que apretar un botón durante la maniobra mientras el vehículo aparca por sí mismo.

El punto fuerte del modelo es el llamado Co-Pilot 360, que aglutina sistemas como el control de crucero adaptativo con función Stop&Go, el reconocimiento de señales (que puede incluso ajustar la velocidad del vehículo a los límites que vaya leyendo) o un sistema de centrado en el carril que mantiene el coche entre las líneas del carril por el que circulemos, actuando sobre la dirección.

A todo esto hay que sumar también desde asistente de ángulo muerto o cámara de marcha atrás, hasta la alerta de dirección contraria (avisos sonoros y visuales si nos metemos en prohibido), el frenado postcolisión (aplica los frenos tras un impacto para evitar una posible segunda colisión), el asistente precolisión con detección de peatones y ciclistas o el sistema de alumbrado adaptativo LED, que es capaz de ajustar el haz de luz (luces largas) para no deslumbrar a otros usuarios de la vía.

Motorpasión

Comparte esta noticia...
Tags