Home » Automotor » El Volkswagen T-Cross, el SUV más pequeño de la marca

El Volkswagen T-Cross, el SUV más pequeño de la marca

Volkswagen ya había adelantado el año pasado que sus planes de futuro pasaban por engrosar las filas de efectivos en su familia SUVcon 2019 en el horizonte. La cifra barajada eran 19 modelos SUV en cartera para el próximo año, una cifra que se antoja algo ambiciosa teniendo en cuenta que la gama está formada únicamente por cuatro integrantes a día de hoy. Bajo esta premisa llega el Volkswagen T-Cross, que vendrá a ser el pequeño de la oferta todocamino del fabricante germano y cuyo primer teaser acaba de ser revelado.

Para encontrar el germen del Volkswagen T-Cross tenemos que echar la vista más de dos años atrás: en el Salón de Ginebra 2016, la marca alemana mostraba al mundo el Volkswagen T-Cross Breeze. Este venía anticipar, por un lado, la intención de la marca en dar salida a un SUV cabrio, algo que ya ha confirmado a principios de año con el T-Roc como protagonista, y, por otro, a un todocamino de reducidas dimensiones que entraría dentro de los crossover subcompactos o urbanos.

La denominación ha perdurado durante este tiempo, que ahora pasará a convertirse en un modelo de producción cuya fecha de llegada ya ha sido oficialmente desvelada por Volkswagen: este otoño hará su debut mundial.

Concebido sobre la plataforma modular MQB, Volkswagen asegura que disfrutará de tecnologías de asistencia de conducción propias de segmentos superiores, como es el caso de sistemas como el asistente de mantenimiento de carril Lane Assist o de la frenada de emergencia Front Assist.

Por el momento, la marca sólo ha confirmado un dato, su longitud, que será de 4.107 mm. Esto se traduce en que será más de diez centímetros menor que el Volkswagen T-Roc, de 4.234 mm de largo, y unos diez centímetros mayor que el Volkswagen Polo, por lo que todo parece apuntar a que compartirá plataforma con el subcompacto alemán, que a su vez la comparte con el SEAT Ibiza y, por tanto, con el SEAT Arona.

Hablaríamos por tanto de la plataforma MQB A0 sobre la que han sido desarrollados los tres modelos mencionados. Aunque tal y como nos demuestra el teaser en cuanto a estética, así como estas primeras informaciones arrojadas por Volkswagen, el T-Cross será mucho más que un Polo elevado, a diferencia del Arona respecto al Ibiza. Compartirá eso sí, mecánicas con el subcompacto germano, esperándose los tricilíndricos y tetracilíndricos TSI de gasolina, y puede que hasta el diésel 1.6 TDI disponible en el Polo.

Comparte esta noticia...