Home » Automotor » La contundencia del Porsche 911 GT2 RS

La contundencia del Porsche 911 GT2 RS

Son muchos los superdeportivos que superan los 300 km/h, pero muy pocos los que lo hacen con la contundencia de este Porsche.

Si nos sigues de forma habitual, te habrás dado cuenta de que en Motor1.com sentimos debilidad por los vídeos de aceleración. De hecho, esta semana, ya te hemos mostrado cómo un Dodge Challenger Demon competía, en una ‘drag race’, contra su ‘abuelo’ de 1972; a un Aston Martin DB11 AMR desatado en una Autobahn y a un Audi R8 enfrentándose contra una Ducati Panigale V4.

En esta ocasión, te traemos un vídeo más corto de lo habitual, teniendo en cuenta que solo dura 33 segundos. Pero te aseguramos que si lo que conduces se llama Porsche 911 GT2 RS, jamás en tu vida podrás acelerar a fondo durante ese lapso de tiempo. Tal vez, porque te falte valor, o bien, porque si no conduces en mitad de un desierto, todas las rectas se acabarán demasiado rápido.

Prueba de ello, es que en el vídeo puedes apreciar cómo este Porsche acelera de 0 a 300 km/h en apenas 22,0 segundos. Es decir, todavía le sobran 11,0 segundos. ¿Acaso se puede hacer más en menos tiempo?

Sin embargo, la aceleración de 0 a 300 km/h no es el dato más impresionante de este superdeportivo de propulsión trasera, impulsado por un motor biturbo de gasolina, de 3,8 litros de cilindrada y seis cilindros bóxer, con 700 CV.

Apoyado en la transmisión automática PDK, de doble embrague y siete velocidades, el Porsche 911 GT2 RS 2018 apenas necesita 2,8 segundos para pasar de 0 a 100, solo 5,8 para alcanzar 160 km/h y únicamente 8,3 para llegar a los 200 km/h desde parado.

¿Cuánto tiempo crees que necesita, según la marca, para llegar a los 300 km/h? Exactamente 22,1 segundos, un registro prácticamente calcado al obtenido en el vídeo. Sin duda, son prestaciones dignas de uno de los modelos estrella de Porsche. Y antes de que se me olvide: la velocidad máxima es de 340 km/h.

Comparte esta noticia...