Home » Variedades » Cocina » Heinz y su polémico reto de Mayochup

Heinz y su polémico reto de Mayochup

La compañía de salsas Heinz ha desatado una tremenda polémica en redes sociales una vez que anunció en Twitter que, si conseguía más de 500,000 votos por el sí, lanzaría un nuevo producto: la ‘Mayochup’.

Como sus palabras lo dejan intuir, no se trata más que de la combinación de la emblemática mayonesa con el ketchup (salsa de tomate). Según el comunicado que acompañó la campa en redes sociales, aunque esta salsa se vende ya en los Emiratos Árabes, la compañía estaría tratando de introducirla en el mercado estadounidense.

Pero para muchos usuarios de Twitter, sobre todo aquellos de origen latinoamericano, costaba mucho trabajo entender que Heinz estuviera creando una verdadera polarización entre los comensales estadounidenses al lanzar con semejante alharaca algo que en países como Puerto Rico, Venezuela, Colombia y hasta Argentina está profundamente arraigado en la cultura culinaria. “Están descubriendo el agua tibia”, replicaban con gracia algunos memes.

Mientras los sorprendidos devotos de las salsas debatían en inglés si llamar a algo Mayochup no era un poco muestra de falta de creatividad, los latinoamericanos aportaban una amplísima variedad de nombres y de usos para el polémico “invento”.

A la ‘Mayochup’, la conocen en Colombia y Venezuela como ‘Salsa Rosada’ y la han usado durante décadas para baña sus frescas gambas con algo de cebolla y picante, cuando no es simplemente para derramarla sin ningún tipo de límite sobre unas papas fritas.

A esta particular mezcla, por su parte, se le conoce como la ‘Salsa Golf’ en el Cono Sur, sobre todo en Argentina, en donde, según sitios web especializados en la historia de la comida, este invento habría tenido su verdadero origen de manos de Luis Federico Leloir, un joven que luego se haría físico y ganaría un premio Nobel, pero que se arrepentiría toda su vida de nunca haber registrado su gran ingenio culinario.

En México, el lenguaje se ha puesto más juguetón, y a la misma mezcla viscosa y rosada la han bautizado ‘Salsa mil islas’, claro, con un poco de condimentos y ajíes que, como todo en la cocina mexicana, la sofistica un poco.

Los más ofendidos con que una marca, que además está esparcida por los mercados del mundo entero, intentara lanzar algo que ya está inventado eran los puertorriqueños que con el nombre en inglés ‘MayoKetchup’ no comprendían que ahora tuvieran que votar por su tradicional salsa con un nuevo nombre. “Esto es más boricua que el coquí”, se sumaban algunos con gracia a esta batalla de las salsas. “Esto no es nada nuevo. Los puertorriqueños lo hemos hecho por décadas y lo llamamos ‘Mayoketchup’ es deliciosa con todo tipo de fritos y condimentos”.

La insistencia se hizo tal que algunos incluso quisieron pedirle algo de prudencia a sus compatriotas antes de que el asunto del origen de la salsa cobrara tintes políticos.Después de gracias e historias gastronómicas, un nuevo protagonista se sumó a la disputa: los habitantes del estado de Utah quedaron completamente desconcertados cuando descubrieron que su famosa ‘Fry sauce’ (Salsa Fry) fuera víctima de semejante estrategia de mercadeo que además intentaba ponerla en góndolas de supermercado con un nombre completamente nuevo.

“La ‘Salsa Fry’ es mucho más que un condimento, es un alimento básico de la comida rápida de Utah”, le explicó al portal Eater.com, en 2016, Kasey Christensen, director de operaciones de Arctic Circle Restaurants, la cadena de restaurantes en donde se habría inventado esta ambigua mezcla que según el artículo habría sido creada en 1940 por el chef Don Carlos Edwards.

Ni los habitantes de Utah ni los puertorriqueños han podido ponerse de acuerdo en qué fue primero, si su invento de mezclar la mayonesa con la salsa de tomate, o el de ellos. Pero con 724,718 votos en el Twitter de Heinz y aún dos días para que la gente vote por el sí o por el no, lo que parece evidente es que más allá del nombre, nadie estará realmente sorprendido por tener esa salsa de color rosado con un poco del sabor de mayonesa y de la dulzura del kétchup en las mesas al momento de pedir su hamburguesa con papas.

Comparte esta noticia...
Tags