Home » Sexualidad » ¿Tener sexo en la playa?

¿Tener sexo en la playa?

Mantener relaciones dentro del agua (ya sea en el mar, en la alberca o en el jacuzzi) reducirá la lubricación necesaria para tener un encuentro placentero. Aunque podríamos pensar que el agua ayudaría en este aspecto, la verdad es que esta termina por lavar y deshacerse de la lubricación natural del cuerpo, como explicó la autora especializada en sexo Claire Cavanah. Esto ocasionará irritaciones y dolor.

Un lubricante con base de silicón será más resistente a la acción del agua, pero no reducirá las probabilidades de contraer una infección. Un estudio realizado por la Universidad de Stanford encontró la presencia de la bacteria E. Coli en el océano, y no sólo eso, sino que ésta también se encuentra en la arena de la costa.

La E. coli es la misma bacteria que habita en las heces fecales, y aunque es común y no es extraño encontrarla en otras superficies (como hasta en los teléfonos celulares), su contacto con los genitales durante una relación sexual podría desencadenar una infección en vías urinarias.

El siguiente punto no está corroborado por una universidad europea, pero tu experiencia no nos dejará mentir: la arena. Termina en cada rincón de tu traje de baño, de tu cabello, de tu maleta, de tus envases de protector solar y, bueno, existe el riesgo de que también se meta en otros lugares. Lugares muy incómodos.

Por último, la playa es un lugar público, por lo que al tener sexo en ella no sólo corres el riesgo de ser descubierto, sino que en algunos lugares es ilegal. ¿Terminar con una posible infección y además fichado por inmoral? Con ese escenario, el cuarto del hotel suena mucho más prometedor.

Comparte esta noticia...