Home » Sexualidad » Es normal tener un seno más grande que otro

Es normal tener un seno más grande que otro

Está claro que aunque en las revistas y películas estemos acostumbrados a ver unos pechos femeninos perfectos, la realidad es que existe mucha diversidad en las formas, los colores, el tamaño, los pezones e incluso en la caída de los senos de cada mujer. Pero es que además no solo existen diferencias entre los pechos de una mujer y otra, sino que en casi todas las mujeres existen diferencias incluso de un seno al otro. Sobre todo en el tamaño.

Como aporta la sexóloga Laura Marcilla ,“el tamaño de los pechos de la mujer depende de la interacción y la cantidad de diferentes hormonas, tanto estrógenos como testosterona. Y es absolutamente normal que uno de los pechos sea ligeramente diferente al otro en tamaño o en forma”.

En este sentido recuerda que, por ejemplo, ocurre algo similar en el caso de los hombres que  “tienen un testículo levemente más grande que el otro”, o incluso en general,  “todas las personas tenemos pies, manos u orejas que no son idénticos entre sí. Nuestro cuerpo es fascinante, pero no es matemáticamente exacto y simétrico”.

Asimismo, insiste en que no todo el mundo percibe igual estas diferencias. En algunos casos pueden ser “casi imperceptibles y totalmente inofensivas”, y en otras ocasiones son más evidentes, sin embargo, igualmente “estas diferencias no suponen ningún problema”.

Woman looking up with exposed neckline

Respecto a dudas que pueden surgir, por ejemplo, en la lactancia, Marcilla apunta que “la lactancia depende de las glándulas mamarias, que son del mismo tamaño en ambos pechos, y también son del mismo tamaño en mujeres con una talla 85 o con una talla 100. Las diferencias de tamaño entre dos personas, o en una misma persona, dependen de la cantidad de tejido adiposo, que no tiene ninguna influencia en la capacidad de una madre para dar el pecho”.
Tampoco hay ninguna influencia a la hora de recibir placer, y es que el tamaño de los pechos es más un fetiche que una cuestión práctica o biológica. “Las personas somos capaces de sentir placer con cada centímetro de nuestra piel”, insiste.

Pese a ello la sexóloga sí aclara que “algunas personas pueden tener mayor sensibilidad en un pecho que en otro”. A este respecto argumenta que tampoco se debe a que haya más sensibilidad en un pecho si es más grande que el otro, aunque “algunos estudios incluso sugerían que quizá las mujeres de senos pequeños tenían una mayor sensibilidad dérmica al contacto, pero realmente no se han encontrado datos concluyentes”.

Por último, y pese a todo ello, Marcilla reconoce que “no podemos olvidar lo importante que estar a gusto con nuestros cuerpos para poder disfrutar de ellos plenamente”. Por eso, en el caso de que la mujer se sienta especialmente acomplejada con esa diferencia de tamaño, apunta algunos consejos como “comprar un sujetador con un pequeño relleno extraíble y quitar el del pecho de mayor tamaño para igualarlos”.

Igualmente, en cuanto al escote apunta a que  pueden encontrarse tutoriales “para disimular estas sutiles diferencias con maquillaje en el escote para resaltarlo a nuestro gusto”.  Todo ello, también teniendo en cuenta que en casos más extremos siempre puede valorarse la Medicina estética si se cree necesario y nos hace realmente un bien importante.

Sin embargo, su principal consejo es recordar que “la autoestima es algo que depende más del concepto, el valor y el afecto que tenemos por nosotras mismas, que de las pequeñas imperfecciones que a veces nos agobian”.

Comparte esta noticia...
Tags