Home » Sexualidad » Las tendencias sexuales

Las tendencias sexuales

En la búsqueda de nuevas sensaciones, hoy en día, las parejas experimentan distintas maneras que si bien se han incluido en el ritual sexual, ya tienen nombre y reglas muy peculiares. Aquí te las describimos:

PEGGING: Como ya sabes, el hombre goza de zonas erógenas más allá del pene que ahora muchos desean explorar, como el punto P, llamado así por hallarse en la próstata, el cual le brinda un placer muy parecido al que nos da a nosotras el afamado punto G.

Es así como surge esta tendencia sexual, en la que el cambio de roles hará que la mujer tome las riendas del encuentro, siendo ella quien lo penetre por medio de arneses con dildo, consoladores o su dedo.

DOGGING: También le llaman “sexo callejero”, que consiste entener relaciones en lugares públicos. Esta práctica ha tomado fuerza en la actualidad, pues se han incluido algunas reglas para hacerla más novedosa. A través de páginas especializadas, se concertan citas para llevarla a cabo con más gente presente que observa o se une a la práctica, habitualmente heterosexuales. ¿Un ejemplo? Si es en el coche, hay cuatro señales que determinan su realización.

Ventanas tapadas: la pareja no admite mirones; si no, hay vista plena a la escena; cristales abajo: otros pueden tocar, y puertas abiertas: son invitados a participar.

CRUSING: Ésta es parecida al dogging, pero practicada por parejas homosexuales, por lo general, formadas por hombres.

PETTING: En esta tendencia, sólo se vale tocar, besar y acariciar sin incluir la penetración. El erotismo en su nivel más intenso mediante el tacto y el suculento acto de besar es lo que caracteriza esta práctica.

BANGOVER: Aunque así se le nombra al dolor corporal que resulta de un encuentro maratónico, ahora se le denomina a la práctica que, sin duda, provocará una gran resaca sexual, ya que consiste en dedicarle hasta seis horas consecutivas a tener sexo incansable y con una sola persona, sin terceros. Aquí se incluye cualquier tipo de posiciones, actos, juguetes y elementos comestibles; un festín sexual para avivar la excitación que posiblemente disminuya por el cansancio.

Comparte esta noticia...
Tags